Nueva Encuesta

Chicas! Ya quedó esto, bueno la opción ganadora fue... Cronicas Vampíricas, soooo ahora vamos con otro detalle porque me he fijado en variiias cosas, dejarçe la encuesta hasta fin de año, como varias votaron por Eternial, veré que sea un proyecto a futuro no se preocupen porque me gusta consentirlas. Voten en la nueva encuesta====> las quieroo

sábado, 22 de agosto de 2009

Capítulo 7: Disfruta, aprende y crece

Mis chicas... disculpen mi tardanza, pero el cole, acaba de empezar y estoy un poco atareada, asi que... no había tenido tiempo, pero bueno este cap, de verdad que les va a gustar y para recompenzarlas, al final les dejoo un pequeño regalito...
Rose... se que te va a gustar este cap y me matarás por saber que pasa... asi que amiga, este cap te lo dedico... gracias por todo tu apoyo con el blog y por todos tus comentarios... vale que sabes que te quiero...
Chicas disfruten el capitulo... Besitos las quieroo






Carolina


Dos semanas perdidas.. Dos semanas en las que el tratamiento ya podría estar haciendo efecto, no podía perder tanto tiempo, rayos esto era malo, pero había decidido desde el día que supe lo de mi enfermedad que tomaría las cosas por el lado positivo sin importar lo que pasara. Además también había dicho que tenía muchas cosas que hacer antes de la primera quimioterapia. Así que aquí estaba la oportunidad para demostrarme que si podía con esto.

Llegamos a casa y tome mis apuntes de matemáticas, mañana tenía mi examen de segunda vuelta, a la primera no había ido porque fue el día en que mamá me llevó al doctor, podría haber llegado al examen, pero mamá no me dejo ir... Yo creo que pensaba que podía darme un ataque...
En fin, subí a mi habitación, me puse un vestido veraniego en colores verdes, bastante corto que dejaba mis piernas al descubierto, con unas lycras tamaño shorts negras debajo, mis sandalias, pase por el baño para tomar mi loción bronceadora y salí al patio, hacía mucho sol, como amo el sol, sentirlo en mi piel, que calentara mi piel, por eso amo el verano, porque el sol esta increíble por el día y en la tarde-noche la lluvia, adoro la lluvia igual que gozo del sol…

Me tendí boca abajo, después de ponerme la loción bronceadora por el cuerpo. Me puse a repasar mis temas para mi examen de mañana, no me gustan las mates para nada, pero las entiendo, me sentía muy cansada, algo que no era típico en mi persona, pero desde esta enfermedad... ¡Rayos! pasaba la mitad de mi tiempo dormida... Cerré mi cuaderno un momento, lo deje a un lado, me recosté por un segundo y mis ojos se cerraron.

Estaba teniendo un excelente sueño, estaba con leo, sentada en una banca del parque, solo mirándonos, estaba a punto de besarme, cuando sobresaltada me desperté…
Ante mi estaban los ojos color caramelo, más hermosos que hubiera visto jamás, me miraban atentamente, con un destello que denotaba interés. De hecho me miraban muy de cerca, demasiado cerca, me percaté de que sus labios casi estaban sobre los míos, casi pensé que era leo, pero vi el color de su cabello, rubio, Leo definitivamente no era rubio, no me asuste, pero de cualquier manera quería poner distancia entre el nuevo desconocido y yo. Así que rodé sobre mi espalda y rápidamente me levante.

El desconocido aún estaba en cuclillas a un lado del tapete de yoga, donde yo había estado acostada apenas hace unos segundos, alzó la mirada, sonrió y me dijo:
-Eres muy rápida chica linda- su voz era rasposa, grave y también tenía un tono seductor.
Lo mire, el hombre realmente era guapo, vaya parecía un modelo. Demasiado rápido, debo decir, se levantó y camino tres largos y elegantes pasos hasta quedar frente a mí, donde pude observarlo mejor, traía una playera sin mangas en color blanco, de esas que dejan los hombros al descubierto, a nadie más que a los hombres en las revistas, se les ven bien, pero a él se le veía de ensueño, marcaba sus bien formados músculos, odiaba lavar ropa, pero con un lavadero como el suyo... Que me traigan el jabón.

Me encontré alzando la vista para poder verlo mejor, me sacaba una cabeza... Su cabello, le caía sobre la frente y hacia los lados, brillaba a la luz del sol en tonos dorados y cafés claro, tenía una mandíbula fuerte, con pómulos suaves y una nariz recta y por supuesto unos labios que cualquiera moriría por besar. El sol, literalmente acariciaba su piel ligeramente bronceada, resaltando aun más los marcados músculos de sus brazos y su pecho. Pero no era fisicoculturista, era un chico al que le gustaba el gym.
Realmente era encantador...
Me recompuse de la impresión y con voz firme, pregunte: - ¿quién eres tú y que haces aquí?-
-Yo dulzura, me llamo Bruno- dijo con una voz terriblemente sensual, tomo mi mano derecha con la suya, la llevó hacia sus labios y la besó, justo como en las películas antiguas -Enchanteé- concluyo.

Realmente estaba teniendo el síndrome AAA (Triple A) lo que entre mis amigas, traducido quiere decir: Atónita Atontada y Atolondrada. Ese gesto, el beso en la mano, era típico del siglo pasado, pasado de moda, literalmente incluso ridículo, pero este parecía un gesto totalmente adecuado en el. Solo lo hacía más encantador.
Pero aun así, había algo en el que no me daba la misma confianza que la que existía entre Leo y yo, aun cuando lo conocía casi lo mismo que conocía a Bruno…

Cuando el AAA se me pasó, rápidamente di 3 pasos hacia atrás. El me miró, extrañado por mi reacción, seguro que estaba acostumbrado a que todas cayeran a sus pies, con su lindo francés, seguro que lo hacían el tío estaba para brincar sobre él, pero yo no era como las otras chicas, además, mamá bien dice: “La excepción siempre confirma la regla”

-¿Madame, podría por favor decirme el nombre de esta belleza?- preguntó de nuevo con su tono seductor, una mirada que derretía mis piernas y una sonrisa sobre sus labios que me atontaba.
-Me llamo Carolina, aunque todos me dicen Caro, dos cosas; Uno: No me hables de usted, me haces sentir vieja.- Ante esto sonrió aun mas- Dos: No me mires así por favor- le dije con el tono más firme que pude componer, pero aun así intenté sonar amable.
-¿Cómo te miro?- preguntó
-Pues… como si quisieras comerme- definitivamente me veía como mi hermana veía una hamburguesa cuando tenía hambre.
-No tienes idea- Y ante esto, su sonrisa se ensancho aún más.

Chicas este es Bruno... disfruten la vistaa... besos

3 comentarios:

Brenda dijo...

wooow me encanto el capitulo!!!
me quede con la intriga de quien es ese chico bruno!!!
pero igual prefiero a leo jajaja
besos!!!

mari dijo...

que lindoo que es brunoo jajaja

Anónimo dijo...

que no leen, bruno es primo de leo