Nueva Encuesta

Chicas! Ya quedó esto, bueno la opción ganadora fue... Cronicas Vampíricas, soooo ahora vamos con otro detalle porque me he fijado en variiias cosas, dejarçe la encuesta hasta fin de año, como varias votaron por Eternial, veré que sea un proyecto a futuro no se preocupen porque me gusta consentirlas. Voten en la nueva encuesta====> las quieroo

miércoles, 16 de junio de 2010

Capítulo 10: Pesadilla


Llegamos tan rápido que temí que mi auto se partiera por la mitad en el camino, pero si eso sucedía estaba muy segura que Jake me hubiera cargado y llevado corriendo a la Push.
Como lo hizo cuando llegamos a su casa y lo hizo tan rápido que ni siquiera tuve tiempo de protestar y sin importar lo mala que era la situación, me deleite con lo fuertes y amplios que eran sus hombros y en cómo no vacilaba al cargarme, como si fuera yo tan ligera como una pluma.
Me deposito con gentileza en el canapé de la sala, besó suavemente mi frente y salió de la casa.
Tardé medio segundo en atravesar la pequeña sala, y salir precipitada y torpemente por la puerta delantera.
-¡Jake!- grité lo más fuerte que pude, pero no lo veía por ningún lado, simplemente había desaparecido en alguna parte del bosque, mis manos comenzaron a temblar de manera violenta y tuve un flash back sobre la noche en que Victoria atacó a Jacob. Me enfoqué en controlar mis pensamientos o no podría pensar claro, pero Jake había salido tan determinado que tenía tanto miedo de a donde, podría haber ido ¿habría ido a buscarla? ¿A enfrentarse a ella?
-¡Jake! ¡Jake!- la voz me sonaba ronca y temblorosa, pero seguí gritando como si se me fuera la vida en ello.
-¡Bella!- gritó desde mi espalda y el alivio recorrió mi cuerpo inundando mi pecho; salía del linde del bosque y se acercaba trotando hacia mí, mientras se ponía la camiseta.
Corrí hacia él y lo abracé.
-Nunca lo vuelvas a hacer-
-Tranquila- acarició mi cabello mientras me abrazaba fuertemente contra su pecho- avise a la manada, eso es todo-
-Lo siento… es solo que yo…-
-no pasa nada Bella, vamos dentro- besó la cima de mi cabeza y me condujo a la casa, donde me senté mientras Jake paseaba por la sala y la cocina de manera bastante ansiosa.
-¿Qué pasa? ¿Estas bien?- frotó vigorosamente las palmas de las manos, enlazó sus dedos y los llevó a la parte posterior del cuello, juntando los codos frente a su rostro, una y otra vez.
-Si… bueno es que… nada… olvídalo- me levante y caminé hacia el.
-Dímelo… anda Jake no seas infantil…-
-Es solo que le pedí a Sam que me dejara quedarme contigo… ya sabes no te puedes quedar sola, pero yo… estoy un poco ansioso porque… no sé que es lo que está pasando… es un poco frustrante- fruncí el ceño, mientras pensaba en una solución, estaba claro que no podíamos llamarles para saber que pasaba y seguro que Emily estaría igual que nosotros… de nada serviría ir con ella, por si tenía noticias; puesto que para lo único que serviría sería para guiar a Victoria hacia ella y estaba segura que eso era lo último que yo quería hacer… Si Jake pudiera entrar en fase… ¡Claro! Estaría en la misma sintonía que ellos…
-Ya lo tengo… simplemente entra en fase y estarás en sintonía con ellos, si algo malo ocurre podrás ir con ellos…-
-Pero Bella… como podré cuidarte… si tengo que estar afuera-
-Ah… claro supongo que la distancia para que ustedes puedan conectarse sería un problema, pero bueno… puedo ir contigo ¿no?- Jake sonrió ligeramente y sacudió la cabeza, tomó mis manos heladas entre las suyas.
-No es eso Bella… es simplemente que… nunca me has visto en esa faceta… tengo… -Dudó por un segundo pero apreté sus manos ligeramente para que continuara- tengo… miedo de que… pues… no te guste mi otro yo… es un poco abrumador… y hasta puede asustarte.- Me conmovió que pensara eso y lo miré durante unos instantes, para que viera la resolución en mi mirada y la escuchara en mi respuesta.
-De ninguna manera puede asustarme tu otra “faceta”- al ver que iba a protestar lo callé con un gesto de mi mano –Además te he visto antes… recuerdas, en aquel claro con Laurent, tú estabas ahí ¿Cierto? Ustedes me salvaron, tú me salvaste… ¿Cómo voy a tener miedo de ti?- asintió lentamente con la cabeza. –Ves no hay nada de que temer- Lo jalé un poco hacia la puerta, el me besó suavemente y caminó hacia afuera.
Me senté en el sofá. A los pocos segundos regresó aún siendo Jake.
-¿Qué pasa?-
-Solo quería recordarte… que soy el mismo como hombre y como lobo… puedo entenderte… y por supuesto que se quién eres-
-Está bien-
-Bien- dijo, esta vez con un tono más relajado, me besó de nuevo y salió corriendo.
Sonreí y prendí la televisión para distraerme un poco. Me sentí observada y desvié la mirada hacia la puerta. Un gran lobo, mas bien del tamaño de un caballo, me miraba desde la entrada, con unos conocidos ojos negros, que me miraban con cierta aprensión, tenía el pelaje marrón rojizo.
-Ven acá Jake- palmee el asiento como se hace con una mascota y el gran lobo-caballo, sacudió la cabeza y traspasó por completo la puerta, suerte que esta era bastante ancha debido a la silla de ruedas de Billy, por mi puerta no hubiera podido entrar Jake.
Le acaricié la cabeza sintiendo su pelaje, suave pero áspero al mismo tiempo entre mis dedos.
-Siempre quise un perro, pero René nunca me dejó tener uno- Un agudo sonido salió de la garganta de Jake, muy similar al sonido de una risa gutural.
Se echó sobre el suelo, posando su cabeza sobre sus patas, me pareció realmente ridículo, así que me tumbé en el suelo con él, apoye mi cabeza en su… ¿pecho?, mientras hacíamos zapping en la TV.
-Me agrada tu forma lobuna- le dije, Jake ladeo su cabeza y me miró. –O si no me asustas nada-
Lamio suavemente mi mano y yo le acaricié las orejas en respuesta.
No se cuando me quedé dormida, solo sé que desperté en la recamara de Jake, lo sabía porque una vez había irrumpido groseramente en su habitación, por lo que me resultaba familiar. Salí al pasillo buscando a Jake, que dormía muy incomodo en el diminuto sillón de la sala. Lo miré unos segundos, y sonreí, había crecido tanto últimamente que se veía realmente como un hombre mayor que yo, tal vez unos 20 años, pero ahora que dormía realmente parecía un adolecente de 16 años. Su camisa había desaparecido, por lo que contemple como aún relajados sus músculos estaban definidos. Como si sintiera que estaba siendo observado, abrió los ojos y en cuanto me vio una sonrisa se dibujó en sus labios.
-Buenos días cariño- dije
-Buenos días hermosa- sonreí y fui a sentarme con él, quien se levantó para hacerme espacio, pero se lo impedí, me senté e hice que recargara su cabeza en mis piernas para que siguiera acostado, estaba muy consciente de que había tenido una noche muy ajetreada. Le besé en los labios y comencé a jugar con su cabello.
-¿Qué tal la cosa anoche?-
-Nada nuevo, escapó por la costera-
-Hmmm que mal- dije no sintiéndolo de verdad, no quería que nadie de la manada se enfrentara con
alguien como Victoria.
-Tú en realidad no lo sientes ¿verdad?- se incorporó y se sentó en el sillón, mirándome fijamente - te gusta que ella haya escapado… ¿Por qué?- Sacudí la cabeza.
-No es eso Jake, es solo que no quiero que nadie salga herido por mi culpa- tomé su mentón en mi mano. –No lo vale-
Me miró como si le hubiera dicho que iba a dejar la escuela para convertirme en bailarina exótica o algo por el estilo.
-¿Que no lo vale?- Se levantó del sofá, vi sus manos temblar un poco y me decidí a tranquilizarlo- Es tu vida de lo que estamos hablando, si no la matamos, nunca te dejará en paz, ¿es eso lo que quieres Bella?- me acerque a él y tome mi rostro entre mis manos.
-Es solo que no quiero perderte, ya te lo dije antes, a ti no… no lo soportaría.-
-Ni yo quiero perderte a ti Bella… ¿No lo comprendes? Ni de lejos puede infringirme el daño que te haría a ti, si alguna vez llega a ti…- vi impotencia y desesperación en esos ojos negros.
-No te preocupes por eso… te quiero Jake-
-Te amo Bella- me besó con fiereza pero aún así dulce, con necesidad como si quisiera demostrarme que lo que me decía era la pura y única verdad, su lengua lucho con la mía y su aliento inundó mi cabeza, le creía, sabía que era verdad, tanto como sabía que no me podía permitir a mi misma perderle… él era no solo parte de mi mundo, era parte de mi y parte de mi vida… y lo protegería a toda costa.
***
Baje de la camioneta; tomé de la mano a Jake en cuanto estuvo a mi alcance.
-Ten cuidado- le dije mientras trataba de contener mis miedos.
-No te preocupes- beso mi mano y me sonrió, trotó hacia los árboles y desapareció.
Alcé mi vista al obscuro cielo, nubes grises se formaban y avanzaban hacia la Push. Esperaba que el escenario no fuera una señal para lo que estaba por venir. Subí los escalones del porche, desde donde se veía a Emily en la cocina, toqué.
-Pasa Bella, está abierto-
Empuje la puerta y me encontré con Emily en la cocina quien amasaba fervientemente lo que parecía ser una masa para pastel.
-Hola Bella- me miro e intentó sonreír, solo que la sonrisa no le llegó a los ojos.
-Hola Em- dije. Se veía triste y enfadada por alguna razón; yo esperaba que no fuera por causa mía, no me gustaría que Emily se enfadara conmigo, aunque lo entendería perfectamente si así fuera, yo ponía en peligro a Sam, que sabía lo era todo para ella, Victoria no estaría aquí si no fuera por mi culpa, los chicos estarían a salvo si… si… no fuera por mí. –Emily perdona la pregunta pero ¿estás bien?-
Movió la cabeza de un lado a otro, negándolo pero ese gesto me dio la respuesta. Estaba pensando en una manera de decirle lo mucho que lo sentía y que de verdad me gustaría poder hacer algo para evitar que Victoria estuviera tras de mí, cuando Emily arrojó la masa a la mesa y se volteo hacia mí, con los ojos rebosantes de lagrimas.
-¿Sabes que es lo que me molesta?- me dijo con la voz exasperada, mientras sentía mis ojos saltando fuera de mis cuencas y un nudo se formaba en mi garganta, nudo que me esforcé en tragar para poder hablar.
-Yo lo sé Emily y de verdad que lo siento, es solo que… no se que hacer-
-¿Tu Bella?...- Lo dijo con enfado y con tristeza a la vez, la verdad no sabía que decir, sabía que no tenía perdón. –Sabía que terminarías enterándote… que pensarás de mí ahora… seguro lo peor y con toda la razón- comenzó a jugar con el trapo de la cocina estrujándolo entre sus manos – Pero de verdad que nada fue… planeado… fue… fue… inmediato, jamás quise lastimarla-
¿Ok de que estábamos hablando? Corrí hacia ella, le quité el trapo de las manos y la obligué a sentarse en la silla de la cocina.
-Em Em… calmate, ¿De qué estás hablando?- me miró extrañada
-¿Tu de que estás hablando?- se limpió una lagrima que había caído por su mejilla, mientras me miraba fijamente.
-Pensé que estabas enojada conmigo porque por mi culpa… Victoria esta aquí, poniendo en peligro a Sam yo de verdad entendería que te enfadaras conmigo-
-¡Oh!- hubo sorpresa en su mirada y luego una sonrisa – Cielo por supuesto que no- alisó mi cabello con sus manos –Yo sé a lo que se enfrentan Sam y los chicos, aunque no sea totalmente de mi agrado, lo acepto y ruego siempre porque regresen sanos y salvos, es parte de lo que son y de lo que estar destinados a hacer; Es parte del porqué amo a Sam, por ser tan valiente y anteponer su propia seguridad para protegernos, no me enojaría contigo por eso-
Sonreí y agradecí el punto de vista de Emily, aunque no cambiaba mi manera de ver las cosas, ni el que siguiera sintiéndome culpable.
-Gracias Em- me dio un suave apretón.
-Oh… sobre lo otro- me dijo mientras un suave rubor cubría sus cobrizas mejillas.
-No te preocupes, se lo que cuesta hablar de cosas que te lastiman, es muy duro dejarlas ir, hablar con alguien sobre ellas abiertamente, es exponer tus sentimientos, pero puedo decirte por experiencia, que cuando lo haces… es… como respirar profundo de nuevo… el dolor no se va… pero si te liberas… te sientes más ligera- sonreí un poco y la mire seriamente- cuando estes lista para dejarlo ir… estaré aquí si quieres hablar conmigo… no para juzgarte… simplemente para escucharte… y tal vez… darte algún consejo… ¿Vale?-
Emily sonrió me abrazó y dijo: -Vale-
Se lo que es sentir que el silencio te aprisiona, como forzándote a decir algo que no quieres decir, por lo que decidí cambiar de tema.
-Hey… nunca me dijiste quien ganó la apuesta- reímos juntas y resulto que yo gane la apuesta…
***
-¿Segura que estarás bien en casa?- me preguntó Jake por enésima vez.
-Hey… se supone que no hay peligro… ¿O debo dudar de la eficiencia de la manada?-
-Claro que no… lo que pasa es que no se si debas quedarte sola, podrías quedarte en la casa-
-Mmmm… será que esto tiene un trasfondo… ¿una segunda intención?- le dije mientras se coloreaban sus mejillas de un ligero rosa.
-Bella esto es serio- me dijo, aunque el color no se desvanecía de sus mejillas.
-Lo sé… era una pequeña broma para aligerar el ambiente- lo besé rápidamente. –Estaré bien-
-llámame inmediatamente si ves, escuchas o sientes algo extraño, no me importa dar la vuelta así sean las 2 de la mañana-
-Está bien- Se inclinó para besarme, sus labios jugaron con los míos, suavemente y luego se apartó. –
Te prometo Bella, que nadie te hará daño- besó la parte interna de mi muñeca, justo en el sitio en el que James me había mordido el verano pasado y ese gesto valió para mi más que cualquier cosa que pudiera decirme.
-Te quiero Jake-
-Y yo a ti Bells- cerró la puerta de la camioneta y me encaminé a casa, donde a diferencia de la noche anterior, todo era realmente normal y tranquilizador, me fui a la cama temprano…
Estoy corriendo, corro por la playa, mis pies enterrándose en la arena, haciendo más lenta y torpe mi huida, y aunque sé que no me servirá de nada… puede alcanzarme en un parpadeo, mi respiración es agitada y mi garganta está reseca, pero sigo corriendo, siento los latidos de mi corazón rezumbando en mis oídos y se que me ha alcanzado…
Me desperté sobresaltada, mi respiración entrecortada, mis músculos tensos, como si de verdad hubiera corrido por la playa.
-Tranquila Bella- sentí la garganta reseca, me decidí a bajar las escaleras a la cocina por un vaso de agua.
La casa estaba realmente quieta, pero sabía que no estaba vacía, había alguien aquí, me estiré y tomé el teléfono, utilicé la marcación rápida para marcarle a Jake.
El teléfono timbró… y timbró… yo rezaba para que contestara, mientras subía las escaleras al cuarto de Charlie, vislumbrando cada pasillo, evité pisar una tabla floja que rechinaba, entre al cuarto y bajo la cama encontré lo que buscaba, un bate de baseball.
Al sexto timbrazo Jake contestó el teléfono.
-¿Bella?-
-Hay alguien en la casa- susurré aunque sabía que era en vano, podría escucharme… una blasfemia se escuchó en el otro teléfono.
-Aguanta-
-Ok- colgué el teléfono y lo aventé sobre la cama, me recargue en la esquina a un lado de la puerta, esperando que no me viera tan pronto, agarrando firmemente el bate entre mis manos, sabía que no iba a lograr hacerle nada, pero me negaba rotundamente a dejarle atraparme sin pelear.
Agucé mis oídos… nada pasó.
El chirrido de la tabla suelta se escuchó… y una figura traspasó el umbral…
Jake… por favor llega rápido, fue mi ultimo pensamiento….
Chan Chan Chan Chan... Es mi regalitooo COMENTEN

7 comentarios:

Lau dijo...

eres cruel T_T...

patry_ponfe dijo...

dios edward... dime q no...

Gabrielaa! :) dijo...

Primeroo qe nada Feliiz Cumpleañoos atrasadooo! De enserio feliiz Cumpleaños ii ojalaa lo hallas pasado hermosoo! ♥
Y noo, noo puedees dejarloo asiii! Y no, sinceramente no puedo esperaar para el miercoles qe viene para leer el prox capituloo. Aii no, yo quieroo sabeeer!!

:)

Paloma dijo...

que nervios !!!! segurito es de la familia cullen, pero quien ???

☺☻♥♦yaneth kaulitz♥♠♣♦ dijo...

no lo puedo creer es ingusto me quede en suspenso quien sera espero q edward pero aahh...
bueno esta super el capi espero q el otro lo subas muy pronto besos bye estoy muy anciosa

LAP dijo...

WOW me dejas con la piel de gallina Regina!!
Hola mi vida como andas?Espero que estes super :)Volvi ..despues de estar sin internet por mas de un mes ..:( EXTRAÑE MUCHO TU BLOG!!
Y a tu alegria <3
Sabes este capitulo me dejo con mi primera duda,la cual dejaste inconclusa..con un CONTINUARÁ ..Que me mato,es decir,me re puso triste ver lo mal que estaba Emily ..Q le pasaba?? Okis igual ya me haras saber !!!
Ahii no sabes cuanto te extrañee,perdon por abandonarte =D
Te quieroo nenaaa y me encanto como terminaste el capitulo de hoy,era para matarte ..pero un presentimiento me dice q es Jake ..Jjaaajj
Besos Regina !!Cuidatee

LAP

tatis-twiling dijo...

omg ESTA buenisimoooooo, por dios, menos mal que puedo saber que va a pasar en el otro capi, pues ya esta publicado o sino moriria jeje..