Nueva Encuesta

Chicas! Ya quedó esto, bueno la opción ganadora fue... Cronicas Vampíricas, soooo ahora vamos con otro detalle porque me he fijado en variiias cosas, dejarçe la encuesta hasta fin de año, como varias votaron por Eternial, veré que sea un proyecto a futuro no se preocupen porque me gusta consentirlas. Voten en la nueva encuesta====> las quieroo

lunes, 8 de marzo de 2010

Capítulo 6: Escapada


Nunca había deseado desaparecer… hasta este momento en mi vida, deseaba poder evaporarme, desintegrarme como la neblina, encontrar a mi madre, poder proteger a mi hermana y luego desaparecer… ser invisible…

El grito se repitió el grito de mi sueño, pero ahora lo podía ver claro en mi mente, un hombre bastante bajito, jalaba a mi hermana de su rubio cabello, llevándola escaleras abajo, mientras ella gritaba que alguien la ayudara, el bastardo le daba un revés con el dorso de la mano para hacerla callar y luego la metían en la parte trasera de una camioneta. Parpadeé rápidamente despejando las visiones de mi mente, más valía ser positiva en estos momentos, aunque había aprendido tiempo atrás que lo que yo veía siempre se cumplía, pero ahora no estaba dispuesto a dejarlo pasar.
Tomé el bate de beisbol de Eric, autografiado por no sé qué famoso jugador que conservaba en un estante junto a la puerta, lo tomé por el mago con las dos manos firmemente y consciente de que este, era probablemente la única arma que tendría para defendernos a mi hermana y a mí.
Caminé por el pasillo con la alfombra mullida silenciando mis pasos, Eric había desaparecido escaleras abajo, buscando a su madre y a juzgar por el silencio, esperaba que aun no hubieran entrado en el despacho de su madre y Eric no hubiera sido descubierto, llegue a la recamara de Suzanne y me refrené para no entrar corriendo, tenía que pensar con la cabeza clara, me asomé y el tipo ese estaba revolviendo el cuarto de Suzanne, tomaba el edredón cuando tomé fuertemente el bate y le di un gran golpe en la cabeza. Cayo como costal de papas, no se movía tanto que me dio miedo haberme pasado con el golpe…
-Liza nena, puedes salir de ahí- mi hermana salió de debajo de la cama con un gesto de miedo dibujado en su rostro.
-Samy ¿que esta pasando?- cuanto me hubiera gustado el tener la respuesta a esa pregunta, aunque estaba segura que aunque la supiera no se la diría…
-Nada nena, ahora vamos a ir a otro lugar donde Eric y Suzanne nos encontraran mas tarde- extendí mi mano y ella la tomó, la alcé en brazos y la apoye en mi cadera.
-Liza… cierra tus ojitos- ella los cerró.
-Ahora prométeme que pase lo que pase no abrirás los ojos- asintió con la cabeza indicando que lo haría y después añadí una última indicación. – No hagas ruido-
Tomé el bate de nuevo, ahora con la mano izquierda, dado que mi mano derecha estaba cargando a liza.
-Lo siento- le susurre al hombre golpeado con el bate mientras salía de la habitación.
Continué caminando por el pasillo, siempre atenta a los sonidos del piso inferior, la parte mas difícil de cruzar sería la parte en la que el pasillo se extendía por encima del vestíbulo, para llegar a la puerta que llevaba al tejado, por donde había una escalera en donde bajaba al jardín trasero y después al sótano de los autos.
Me asomé cuidadosamente, utilizando la pared para evitar que me vieran. No había nadie al pie de las escaleras y rogué por qué no se les ocurriera echar en falta al tipo que acababa de dejar tirado en la alfombra. Otra cosa desafortunada del pasillo era que este a diferencia del pasillo de las habitaciones no tenía alfombra, por lo que mis pasos resonarían. Deje a Liza en el suelo, mientras me quitaba mis botines… ¿cómo diablos se me había ocurrido ponerme tacones hoy… por bajos que fueran?
Aprisione mis zapatos entre mi costado y mi brazo, el bate de beisbol en la mano mientras cargaba a Liza con la otra. Tomé aire y recé porque a nadie se le ocurriera mirar hacia el pasillo desde el vestíbulo y nos viera. Al mal paso darle prisa… dicen por ahí, llevaba la mitad del pasillo cuando me di cuenta que con las manos ocupadas, nunca podría girar la perilla.
Maldiciendo por no haber pensado en ello antes, regresé rápidamente y dejé a Liza, los zapatos, el bate en el suelo.
-Espérame aquí nena- atravesé lo más rápido que pude el pasillo, esperando que Suzanne no la hubiera cerrado con llave. Tomé la manija, no sin miedo y giré… Gracias que estaba abierta. Volví a cruzar el pasillo y casi me caigo por la velocidad y mis calcetines, pero logré estabilizarme sin hacer el menor ruido.
Regrese junto a Liza y la tomé en mis brazos, tomé una vez más el bate y mis zapatos y crucé el pasillo, empujé la puerta con la punta de mi pie, una vez dentro del cuarto, volví a dejar a Liza en el suelo para cerrar la puerta sin el menor ruido.
Volví a calzarme los zapatos y abrí el armario donde estaban las escaleras para subir a la azotea.
Tuve que pedirle a liza que sujetara el bate, para poder subir la escalera, porque no quise soltarla, era una de esas escaleras hechas de tubos…
Una vez en la azotea lo siguiente fue sencillo, bajar, llegamos al jardín, donde corrí hacia la puerta de acceso al garaje… accioné el control a distancia del coche y ciertamente me sorprendí cuando vi que me había dado las llaves de la todo terreno…
****
Llegamos a una pequeña casa, cogí las llaves de la guantera y entramos, decorada justo al gusto de Suzanne resultaba tan familiar y acogedora como era su casa. Muebles finos y muchas cosas curiosas en los estantes, era claro que venían seguido, dejé a Liza explorando las cosas, miré en la cocina y solo encontré cereal, lo cual está claro que a Liza le encantó. La dejé comiendo un plato de cereal y comencé a revisar puertas, ventanas, recamaras, armarios, etc.
Un motor fue estacionado afuera de la casa, mire por la ventana y reconocí el audi de Eric, corrí hacia la puerta delantera y mayor fue mi sorpresa al ver que detrás de la puerta no se encontraba Eric, sino Cloe y tipo duro, justo frente a mis narices.
Cerré la puerta de un portazo y corrí a reunir las cosas, no es que estuvieran muy regadas, pero había que recogerlas, un golpe resonó en la puerta.
-Abre Sam- gritó Cloe
-No soy Sam, soy Isabella- grité en un intento desesperado por salir de esta, aunque en el fondo sabía que dos veces no podría lograr la misma hazaña.
-Vamos Samantha abre la puerta- me quedé congelada por unos instantes, sonaba igual que mi madre.
El teléfono de la casa sonó y contesté, después de dudarlo un poco.
-¿Hola?
-Sam ¿Están bien?- la voz de Eric me tranquilizo un poco.
-¿Ustedes?- pregunté
-Vale Sam si no estuviéramos bien no estaría charlando contigo-
-Claro Claro… me alegra que estén bien- dije lentamente.
-Sam… ustedes están bien?- su tono era calmado, pero sabía que lo estaba desesperando.
-Si Eric estamos bien… solo que tengo una mujer aquí.-
-¿Una mujer?- Lo escuché hablando con su madre.
-Hola cariño- dijo la voz de Suzanne del otro lado de la línea.- la chica que está afuera… ¿es rubia de cabello corto, con una voz imperiosa como la de tu madre?-
-Sí lo es-
-Ella te ayudará a llegar a un lugar seguro, confía en ella, sabrá que hacer-
-Está bien Suzanne- dije no muy convencida.
-Ok… pero ten en cuenta que el corazón siempre tiene la razón, síguelo siempre.-
-Claro-
-Sam… cuídate, llamame- la voz de Eric regresó al teléfono.
-Claro- la línea se cortó
Resignada, corrí a la puerta del frente, y abrí la puerta.
-Bien- dije
Cloe alzó la manga de su brazo derecho y me dejó ver un lunar de estrella, sobre el hueso de su muñeca, el mismo que mi madre y yo teníamos.
-Quiero que confíes en mí- quedé desconcertada por unos instantes, pero me recompuse.
-Pasa-
Tipo duro hizo ademán de pasar, pero se lo impedí con la mano.
-Confió en ella, mas no en ti- dio la impresión de enojarse, pero después se encogió de hombros como si no le importara e intento pasar.
-No no… te quedas afuera- abruptamente se detuvo, seguro porque no se esperaba mi respuesta, solo me bastó esa vacilación para cerrar la puerta.
-Muy bien señorita Smallville, usted y yo vamos a hablar de porque me está siguiendo- era hora de conseguir algunas respuestas.
Comenten... las quieroo

3 comentarios:

leda dijo...

menos mal que los capítulos osn largos, porque si no sería una tortura. tengo ganas de saber todo todo todo.
leda

Scarlet dijo...

Me encanto el cap espero otro besos

Creew dijo...

hola me encanta la historia plis continua escribiendo tu historia tiene futuro espero ansiosa tu proximo capi besos