Nueva Encuesta

Chicas! Ya quedó esto, bueno la opción ganadora fue... Cronicas Vampíricas, soooo ahora vamos con otro detalle porque me he fijado en variiias cosas, dejarçe la encuesta hasta fin de año, como varias votaron por Eternial, veré que sea un proyecto a futuro no se preocupen porque me gusta consentirlas. Voten en la nueva encuesta====> las quieroo

domingo, 5 de diciembre de 2010

Capítulo 21: Poniendo las cartas sobre la mesa


Comenzaron a sudarme las manos, mi corazón latía fuertemente y mis sentimientos y cabeza estaban todos revueltos, una buena cosa de que Edward no pudiera leerme la mente, era que podía protegerme a mi misma de él, podía tener mi privacidad, mis sentimientos, pensamientos y emociones para mi, mi privacidad, ahora aunque suponía una mayor comprensión para él sobre mi situación, me sentía desnuda y expuesta frente a él.

Al instante que Japer salió, Edward entró por la puerta de la cocina, y cuando lo hizo, simplemente entré en shock, se veía tan normal, tan común, como si el último año se hubiera esfumado, supe que podía perdonarlo y volver a como todo era antes, podría de verdad, de no ser por una persona, Jacob Black, el había entrado a mi vida para mejorarla, para reconstruirme, para renovarme, me amaba y yo estaba segura de amarlo a él, no podía hacerle esto.

Me miró y corrió a abrazarme, me estrechó entre esos brazos de mármol, besó mi cabello y me sostuvo y yo simplemente me quede ahí, con mi cabeza recargada en ese hueco entre su hombro y su cuello, sabiendo lo bien que encajábamos juntos, lo bien y segura que me sentía a su lado, pero a la vez me sentía insegura, porque sabía que tarde o temprano las diferencias entre nosotros nos separarían, me quedé quieta escuchando mi respiración y mi corazón, porque a pesar de que sabía que Edward tenía corazón, uno muy bueno, el suyo no latía...

Dió un paso hacia atrás, y supe lo que iba a pasar, fue entonces cuando dos partes de mi, comenzaron a pelear, una de ellas que era la que quería que me besara y otra que me apartara, las dos Bellas que vivían en mi, tan diferentes, pero parte de un todo, partes de mí. Edward me miró, sabía que estaba buscando señales que le dijeran que era lo que yo estaba pensando, dandome tiempo para alejarme si eso era lo que quería, y lo quería, así que tomé su rostro entre mis manos, acariciando su mandíbula con las yemas de mis dedos, besándolo con solo el tacto, porque sabía que era lo que quería, no quería sentirme mal, no quería que me besara, no lo quería.

-Tu me amas- me dijo, pegando su frente a la mía, rozando sus labios con los míos, su aroma me llegó, me llenó, lo sentí, cerré los ojos y respiré lentamente,besó la comisura de mis labios, con esa calma que tanto odiaba, porque yo sabía que no era calma, era miedo y eso fue lo que me trajo de regreso, nunca iba a haber igualdad entre nosotros.

Di un paso hacia atrás, recargándome en la encimera de la cocina, poniendo distancia.

-¿Que pasa Bella?- me dijo, dando un paso al frente, pero negué con la cabeza, alcé una mano y lo evité, me miró arrugando el ceño pero no se acercó, respetó mi espacio. -Yo se que tu me amas-

-Se supone que ahora sabes como me siento- asintió lentamente con la cabeza, el problema radicaba en que eso que el sabía por medio de Jasper, era solo una parte de mis emociones, no había en ellos, nada de lo que yo sentía por Jake, nada, era solo Edward y eso claramente no nos iba a dar un panorama objetivo. -Yo... yo.. solo necesito un tiempo para ordenar mis ideas-

Tomó mi mano, tan rápido que mi cerebro no tuvo tiempo para procesar el movimiento.

-No hay nada que pensar- me susurró mientras acariciaba mi muñeca.

-Yo ahora estoy con alguien mas Edward- lo miré a los ojos, esperando que viera lo sincera que estaba siendo -Y yo también tengo sentimientos por él- le dolió, lo vi en sus ojos, ese destello de tristeza y coraje, leve, momentáneo, pero lo suficientemente claro, ahora estaba calmado y yo también, tenía que decirle todo, ahora, así que tomé su mano y continué hablando, porque sabía que ahora era el momento indicado. -Hubo un tiempo en el que pensaba que estábamos destinados a estar juntos... para siempre- una fisura ardió en mi pecho, en donde mi corazón latía ansiósamente, presuroso ante su presencia, tragué en grueso, preparándome ante su posible reacción, porque a pesar de estar calmados ambos, sabía que eso mismo hacía que esto fuera mas sincero y honesto y no producto del enojo, los celos o el coraje, esta situación, el contexto, hacia que las cosas fueran una realidad, una realidad objetiva -Pero tu cambiaste ese destino... te marchaste... tu te fuiste- sentí las lagrimas acudir a mis ojos, llenándolos y justo ahora no tenía las fuerzas para impedirles caer, así que se los permití -Te fuiste... sin mí- abrió la boca para decir algo, pero lo callé con un gesto de la mano; increíblemente obedeció, lo que era impresionante porque ultimamente no hacía nada de lo que yo le pedía -mi rumbo cambió y ahora no se si quiero volver atrás y tomar el camino que cerraste en el pasado, yo... estoy bien ahora-

-¿Que significa eso?-

-Nada Edward, significa que estoy confundida y necesito pensar, pensar en mi misma, solo dame tiempo para resolverlo-

-Esta bien, si eso es lo que necesitas, no te presionaré- ahi estaba de vuelta el Edward que extrañaba, del cual me enamoré, el comprensivo, aquel que me escuchaba y no me presionaba...

-Gracias-

-¿Puedo venir a verte?- hice una mueca, lo sé, no fue a propósito, fue solo una reacción y el claramente la vio como la rotunda negación incomoda que en realidad era -Por favor, solo déjame estar cerca-

-Yo... no lo sé, realmente no creo que sea una buena idea.-

-Podemos probar, en el momento en que no te sientas cómoda me marcharé- me quedé pensando, realmente no tenía nada de malo, siempre y cuando mantuviera su distancia, además realmente no me gustaba la idea de tenerlo lejos, no sabiendo que estaba de vuelta, quería a Edward en mi vida.

-Esta bien, pero ya vete que se me hace tarde.- me miró con desdén, porque el sabía perfectamente a donde me marchaba, pero gracias a dios se quedó callado, he hizo bien, de lo contrario lo hubiera botado por la puerta trasera sin ninguna consideración de mi parte.

Asintió y se inclinó para darme un suave beso en los labios, solo eso en los labios,uno que se sintió tan fuera de lugar; y en un parpadeo estaba fuera de casa, cerré los ojos y me recargué en la encimera, tratando de concentrarme en hacer que mi corazón dejara de latir tan frenéticamente en mi pecho. Tomé los recipientes con la comida y los metí en varias bolsas de super, limpié a velocidad rayo la cocina, se me hacía tarde para ir a casa de Jake, monté en la camioneta, dispuesta a pasar 20 minutos hacia la Push, antes de salir llamé a papa y le dije que pasaría la noche en casa de Jake.

Pasé a casa de Emily, en donde simplemente me bajé a dejar los trastes y salir, antes de que todos me vieran feo, porque a estas horas era seguro que ya sabrían lo de Jasper, para lo que me importaba, yo sabía lo que hacia y no tenía nada de que avergonzarme, saludé a Emily, quien me dio una mirada que confirmaba todo, me marché rápido, de por si ya iba tarde, estacioné la camioneta y antes de llegar a la puerta, esta se abrió, era Jake.

-¿Pero que haces levantado?- le dije mientras lo empujaba adentro, puse mi palma sobre su pecho para sentirlo tan caliente como siempre lo había sido, y el alivio me inundó no había mejor señal que esa para saber que Jake ya estaba mejor.

-Estoy ayudando a mi novia- me dijo quitándome las bolsas de la mano, sin darme oportunidad a decir nada, lo perseguí por la cocina.

-Jake no deberías estar parado, esta bien que te sientas mejor, pero no hay que...- giró sobre sus talones y me arrinconó a la pared, me besó tiernamente y luego fue subiendo la intensidad del beso, hasta que me sentía jadeante, necesitaba aire, pero tampoco quería romper el beso sus labios cálidos cubrían los míos, estúpidamente comparé sus labios a los de Edward, eran tan diferentes, fue entonces que me sentí pésimo, esa comparación me calló como balde de agua fría, separé mis labios de los suyos y Jake continuó besando mi cuello, mientras sus manos se adentraban por debajo de mi camiseta.

-Jake, nos pueden ver- dije entre jadeos, porque me costaba trabajo respirar.

-Billy está en casa de Harry, nadie nos molestará- me miró directo a los ojos, mientras acariciaba mi mandíbula -Te amo Bella, mas que a nada en este mundo- ok, eso si me mató, en primera porque sabía que estaba siendo sincero, conocía ese brillo en sus ojos, ese brillo de el antiguo Jake, del que me enamoré, del que en verdad estaba enamorada, actualmente, hoy en tiempo presente, en tiempo real; aquel que me había sacado de mi oscuridad, de mi hoyo, aquel que me amaba y me respetaba y yo no podía hacerle esto, el tenía que saber, aún con las malas consecuencias, que sabía que probablemente mi confesión traería, el no merecía esto.

Me besó de nuevo, beso que aunque quería rompí, porque tenía que decirlo, para que el supiera lo mala novia que era, lo mal que estaba correspondiéndole, para que supiera, porque yo odiaba que me ocultaran cosas y no era justo que yo se las ocultara a él.

-Jake... yo tengo que decirte... algo-

-dilo- dijo mientras besaba mi cuello y tocaba mi estómago.

Las palabras se esfumaban de mi mente, que estaba mas concentrada en las caricias de jake, que en lo que le tenía que decir, así que antes de perder el hilo, puse con toda mi fuerza de voluntad mis manos en su pecho y lo empujé; se apartó y me miro serio.

-¿Que pasa?- me dijo, prestandome toda su atención.

-´Yo... pues... yo hice algo muy malo, que te tengo que decir, porque no es justo que te oculte las cosas- le estaba dando vueltas al asunto, porque era una cobarde, oh si lo era.

-Ya dime, me estás asustando- dió un paso hacia mí y me cogió las manos.

Apreté sus manos, me mordí el labio nerviosamente, sabiendo la bomba que estaba a punto de dejar caer, sabía lo que pasaría, pero era justo.

-Me besé con Edward- dije antes de que me echara a tras como la cobarde que soy.
××××××

Chicas mil gracias por sus comentarios, no se preocupen que no tipeo con la mano mala, jaja por eso me tardo mucho en subir, pero si dios quiere me quitan la ferula la proxima semana, porque yo no quiero esta cosa fea para navidad...

Dejenme sus comentarios!!

3 comentarios:

patry_ponfe dijo...

hola regi... stoy muy despistada... tengo escrito hasta el capitulo 10 de tentaciones bajo el crepusculo... pero tengo que editarlos para ti porque lo tengo en la version en la que jake es el malo y la verdad no he tenido mucho tiempo... no te e contestado al mail porque tengo a la peque con gripe... asique imaginate... cuando pueda te los paso... o si quieres te los paso asi y tu cambias los nombres... como quieras.... un besazo mandame un email con lo que sea... y me alegro que estes de vuelta te hechaba mucho de menos... muakaaaaaaa wapa

el capi perfecto como siempre

TatikCullen dijo...

hermosa...estuvo super el capitulo...ahora que hara Jake?
jojojo...amoooo esta historia...

maqa dijo...

Pooobresiiito mi jaake!! bella se tiene qe qeedar con el!♥ em encanto el capi porfi siiguelo y espero qe te recuperes biien :D !