Nueva Encuesta

Chicas! Ya quedó esto, bueno la opción ganadora fue... Cronicas Vampíricas, soooo ahora vamos con otro detalle porque me he fijado en variiias cosas, dejarçe la encuesta hasta fin de año, como varias votaron por Eternial, veré que sea un proyecto a futuro no se preocupen porque me gusta consentirlas. Voten en la nueva encuesta====> las quieroo

viernes, 30 de julio de 2010

Capítulo 15: Consecuencias


BELLA POV

Me contuve de descargar mi coraje con la puerta, simplemente porque era muy infantil y tal vez también porque no quería que Edward se diera cuenta la manera en la que me afectaba… cuando la puerta estuvo cerrada y Edward estuvo fuera de mi vista, suspiré, exhalando todo el aire había contenido, imaginé que el dolor, mi coraje, temores y todas las emociones, salían disparadas de mi cuerpo en ese suspiro, en ese remolino de aire… pero eran tantos mis sentimientos… que por un momento me sentí abrumada por todas ellos… respiré profundo y repetí el ejercicio, ya una vez me había dejado llevar por mis sentimientos y me había encontrado tan hundida en el abismo que por un momento había pensado que nunca saldría de él… realicé el ejercicio una última vez.

Subí las escaleras, midiendo mis pasos, acompasando mis respiraciones y mis latidos, bajando mi presión arterial… controlando mi enojo, crucé el pequeño pasillo que separaba mi recamara de la de Charlie y empujé la puerta lentamente.

Jake estaba en la recamara como me había prometido, daba vueltas por la habitación como un gato enjaulado… sus manos cerradas en puños, temblorosas… caminó hacia mí en cuanto me vio, me envolvió en un cálido abrazo, el calor de su cuerpo me inundó lentamente, aflojando mis músculos y nervios, su barbilla estaba apoyada en la cima de mi cabeza, mientras estrechaba mi cintura y acariciaba mi cabello.

-Tranquila amor, Tranquila- susurraba como un suave rezo… lentamente, calmándome, cerré los ojos fuertemente, pero los abrí de golpe, cuando los cerraba solo podía ver la mirada obsidiana de Edward… sus ojos oscurecidos por la rabia…. El dolor. Lamentaba haberlo herido… pero sin duda esa nunca había sido mi intención, me estrechó aún más fuerte y fue entonces que me di cuenta que mi cuerpo temblaba violentamente, espasmos recorrían mi cuerpo, sacudiéndome…
-Lo… siento- dije mientras inhalaba profundamente y contenía un sollozo.
-No te preocupes por mí… a mi me preocupas tú- recitó en mi oído. Me obligué a mi misma a respirar profundo, devolverle el abrazo y separarme… -Llora cariño- me dijo a la vez que acariciaba mi mejilla, sacudí mi cabeza negado.
-No puedo- por alguna razón mis ojos estaban secos, estaba harta de las lágrimas y aunque podía sentirlas acumularse tras mis ojos, contenidos solo por un frágil dique que había erguido yo misma, simplemente para protegerme… de Edward… y también para proteger a Jake.
Le tomé las manos, unas manos fuertes, resistentes, ligeros cayos en algunas partes, que denotaban el trabajo que había tenido que realizar desde muy chico… Reparaciones en casa, desde que Bill había sufrido el accidente que lo había dejado en la silla de ruedas y claro las reparaciones de automóviles y cacharos que Jake hacía por simple pasión… su hobbie.
Lo jalé suavemente y me senté en el borde de la cama; Jake me acompaño y se sentó a mi lado, tomando mis manos en las suyas, entrelazando nuestros dedos… de nuevo miré sus manos, el color de la piel contrastaba ampliamente… su piel deliciosamente dorada y mi piel albina juntas, no era nada comparado a mi piel junto con la de Edward de un color marfil, su piel y la mía eran prácticamente idénticas, pero era el contraste entre Jake y yo lo que me hacía ver lo diferentes que éramos, pero también la manera en que Jake me complementaba… me sentía entera y ligera a su lado, segura y hermosa… acaricie el dorso de su mano con las yemas de los dedos, trazando círculos ociosos en su piel.
-Nada de lo que él dijo es cierto Jake- lo miré a los ojos, esperando que en mi mirada encontrara la misma sinceridad que había en mi voz.
-lo sé… no tienes que decírmelo, eres una mujer estupenda Bella- su mirada se oscureció unos instantes, su cuerpo tembló ligeramente, pero lo apartó rápidamente… en un parpadeo – quiero que sepas que nada de lo que ese – apretó la mandíbula, mientras las venas en su cuello se marcaban por el esfuerzo – tipo dijo de ti… tiene importancia para mí – acunó mi rostro en su mano, acariciando mi mejilla con sus dedos –Yo sé quién eres –
Sonreí mientras sacudía la cabeza… Jacob creía que yo estaba preocupada por lo que el pensara de mí… lo que había dicho Edward… si no iba a negarlo, me había dolido, pero esto era lo último…
Lo que me preocupaba era que lo que Edward había dicho sobre Jake, fuera algo que se interpusiera entre nosotros…
-Jake… yo no estaba hablando de eso- cogí su mano de mi cara y la estreché entre mis manos, trague en grueso.
-¿Qué que pasa Bella? ¿Es que algo de lo que él dijo te hizo dudar? Mira yo…- puse mi dedo índice en sus labios silenciando sus palabras. Sacudí la cabeza, la duda llenaba sus ojos de un brillo muy particular… no quería que se formara ideas equivocadas.
-No cariño… Edward Cullen no puede volver a mi vida como si nada… venir a mi propia casa a insultarme y además de todo creer que tiene el derecho de decirme que decir y que hacer… NUNCA Jake… - Una ligera sonrisa se curvó en la comisura de sus labios; pero aún así su mirada tenía la preocupación reflejada en ellos. –Yo quiero que sepas, que nada de lo que dijo Edward es cierto, yo no dudo de ti, me has cuidado y no me refiero solamente a lo que pasó con Victoria … en cómo me mantienes a salvo de mi misma… y sobre todo en cómo me salvaste… Me salvaste del abismo en el que caí…- me acerque a él y tomé su rostro entre mis manos – y porque me amas…- besé sus labios, lentamente, como la primera vez que me había besado, perfilé el labio inferior con mi lengua, un suspiro salió de mi pecho, sus manos se colocaron suavemente en mi cintura, jugué con sus labios lentamente, succioné su labio inferior y lo mordisqueé juguetonamente. Su lengua se introdujo en mi boca, al igual que su aliento, que saturó mis sentidos, llenándome, relajándome… Recargué su frente en la mía y estuvimos así, sin palabras, simplemente mirándonos a los ojos… las palabras sobraban… todo estaba dicho…
EDWARD POV
La furia llenaba mi cuerpo… mis brazos y piernas temblaban con anticipación, con la anticipación que sentía al momento de cazar… una necesidad innata de atacar… de defender lo que es mío, me alejé de la casa de Bella antes de que cometiera mas tonterías de las que sin duda alguna ya había cometido hasta ahora.
Corrí, corrí como un maniático desquiciado intentando en vano que las ansias de sangre me invadieran de nuevo, por un momento desee ser humano de nuevo para sumergirme en el agotamiento y caer en un sueño profundo para olvidar todo, pero por más que corría, no lograba dejar las imágenes de Bella con otro atrás… pero al igual que mi cuerpo, mi mente no se cansaba… y las imágenes transitaban por mi mente, como bofetadas… me herían profundamente… y ¡Maldita sea! No había nada que pudiera hacer al respecto… estaba preso, preso en la tortura que mi mente me jugaba…
Entré en la casa pasada la media noche, podía escuchar a Emmet y a Rosalie trabajando en el BM de ella, nadie más estaba en la casa…
Subí las escaleras, como un poseso rumbo a mi cuarto, donde me encontré a Alice, quien empacaba mis cosas en una maleta, la confusión se abre paso en mi mente, mientras Alice me ignora y arroja camisas, pantalones y efectos personales a la maleta sin ninguna consideración; intento leer sus pensamientos, pero no puedo ¿Cómo diablos es que no escucho nada? Y es entonces que la escucho un pequeño flash de su mente, mientras veo el porqué no puedo escucharla, ella ve mis pensamientos, me visualiza a mí y a ella, tal como estamos ahora… escondiéndome sus pensamientos, cerrándome el paso.
-¿Qué carajos?- es la primera frase que sale de mi boca.
-¿Qué carajos?- Alice se para y me mira furiosa, regresa a esculcar mis cajones – Esto es exactamente lo que da la impresión de ser- se que Alice no ha dicho esa frase intencionalmente, pero aprieto la mandíbula y tenso el cuello cuando la imagen de Bella con el Edredón bajo sus brazos, sus hombros al descubierto vuelve a mi mente… justo cuando ella me decía lo mismo hace solo unas horas.-Nos vamos Edward- su tono de voz autoritario, pero al mismo tiempo era una petición.
-No Alice yo no me voy de Forks, no otra vez- comienzo a sacar las cosas de la maleta, acomodándolas de nuevo en sus lugares, lo cual resulta ser una pésima idea, porque en cuanto guardo un pantalón, Alice lo saca y sé que podemos estar haciendo esto toda la noche. -¿Qué pretendes?- le digo mientras dejo mis brazos inertes a los lados, esperando una respuesta.

-No quiero que estés más tiempo aquí… solo… vámonos… empieza una nueva vida Edward…-sus ojos… que al mismo tiempo eran los míos, los de toda la familia, Emmet, Rosalie, Esme, Jasper… Carlise… veía en sus ojos la determinación manipuladora tan característica de Alice, pero también veía la preocupación en sus ojos, la misma preocupación que veía en los ojos de toda mi familia, porque eso eramos… después de tanto tiempo juntos… esta era mi familia… una familia que había estado preocupada por mi causa los últimos meses… estar ausente era la mejor opción, porque así no tenía que ver la tristeza con la que me había tropezado reflejada en su mirada los últimos días… Pero Bella era la mujer que amaba no podía irme… no podía dejarla no de nuevo.
-No puedo- le dije mientras negaba con la cabeza… simplemente no podía hacerlo…
-Vamonos Edward… Olvidala… ya no te ama, déjala atrás…- un dolor invadió mi pecho, cerré los ojos mientras sus palabras taladraban mis oídos… ¿Cómo es que Alice me decía esto?… ella había estado tan en contra de que me fuera…
-¿De qué hablas? Tu… tú no puedes hablar en serio- le dije mientras me miraba desafiante, el enojo hirviendo en mis venas, mis incisivos latiendo dolorosamente en mis encías, el veneno sazonando mi lengua… -Estas diciendo tonterías… como pretendes que me vaya… que la olvide si ella es lo que más quiero… ella es mi vida… Alice… no puedo-
Una sonrisa se curvó en los labios de Alice y no supe la razón de su comportamiento… ¿qué clase de caso de bipolaridad era este? Alice se mordió el labio mientras sonreía y pegó un pequeño saltito.
-¿Y ahora que te pasa?- me golpeó… realmente Alice me había abofeteado… ¿Y ahora qué? Aunque me había dolido el golpe estaba desconcertado.
-Eso es por ser tan estúpido…- la miré con furia y con incertidumbre –¿No te das cuenta que lo que te acabo de decir es lo que le dijiste a Bella cuando te fuiste?... ¿será como si nunca hubiera existido?- escuché mis palabras en la boca de Alice y realmente vi mi error… había sido un estúpido por dejarla… yo no podía vivir sin ella… yo era el verdadero causante de lo que había visto hoy en la mañana… todo el cambio de Bella hacia mí… era por mi causa… enteramente mi culpa… las consecuencias de mis decisiones... Alice me miraba con cara de duh (eres un tonto Edward Cullen).
-¿Qué hago para recuperarla Alice?- me senté en la cama mientras me pasaba las manos por el cabello, llegaba a la nuca y entrelazaba los dedos… todo era mi culpa… Y todavía la había insultado y maltratado hoy en la mañana… Dios.

-No lo se Edward- se encogió de hombros –La cagaste, tienes que aceptarlo, tu eres el causante de su distancia, de el rumbo que ha tomado su vida… puedes intentar acercarte a ella de nuevo… pero tienes que estar consciente de que Bella a cambiado mucho en los últimos meses… y de que es enteramente su decisión el quererte de nuevo en su vida…- asentí, era claro que era completamente su decisión… -Y también de el hecho de que Bella tiene alguien más en su vida ahora… alguien que la ayudó en los momentos más tristes de su vida… eso forja lazos muy fuertes Edward… tómalo en cuenta.-
-gracias Alice-
-No hay de que- me dijo mientras dejaba mi habitación, pero se detuvo en el umbral de la puerta y se giró para mirarme –Juega bien tus cartas-
-Lo haré- le dije, mientras ella desaparecía escaleras abajo… ¿Qué es lo que había hecho?
******************************************************************************
Duhhh!!! jaja tonto Edward!!! Chicas Comenten las quieroo!!! Ahh comenzaré a publicar mi Vida en forks... la proxima semana... los lunes si no han leido el primer capítulo del nuevo fic de Twilight... click aquí... futuro incierto queda para los viernes vale??
Oss Adorooo!!! bss

6 comentarios:

patry_ponfe dijo...

ufff edward se podia marchar y dejarlos empaz mira k es pesao jajajaj un beso viva jakeeee

Lau dijo...

pajaaa

Gabrielaa! :) dijo...

cara de duh (eres un tonto Edward Cullen). como me rei con esa frasee! No puedo deir mas de qe veré qe siguee.
Esta todo tan emm, qe palabra? ¿"misterioso"? :P

Bueno como siempre Grax por el capi! :)

TatikCullen dijo...

jopee chica me encanta tu historia es simplemete perfecta, me encanta Ed pero prefiero que este con jake

Alex dijo...

No porque no no puede ajjjj pero me encanto te quedo genial yo deseo que bella y edward esten juntos pero tu desides como acaba la historia besos

LAP dijo...

Ahi me re gusto este capitulo Regina!se que comente re tarde :( y la verdad me re arrepiento porque este capitulo es muy loco ..nose como explicarlo pero como lo tomo Bella y Jacob toda esa discusion ..Y tambien que Bella le dijiera esas cosas tan bonitas a Jake y que jake le diga a Bella "llora cariño" me matoo ! :D No se pero es tan bonito como son Jake y Bella en este fic !!! <3
Lo de Edward no me convence mucho ..no me gustaria que comenzara a buscar el cariño de Bella de nuevo ..No!,solo quiero que sigan Jake y Bella !! jaajj =D pero qiero que sepas que el destino que tomee el fic no me va a molestar ..yo se que lo escribiras genial !!
Besos Reginaa y cuidatee

LAP