Nueva Encuesta

Chicas! Ya quedó esto, bueno la opción ganadora fue... Cronicas Vampíricas, soooo ahora vamos con otro detalle porque me he fijado en variiias cosas, dejarçe la encuesta hasta fin de año, como varias votaron por Eternial, veré que sea un proyecto a futuro no se preocupen porque me gusta consentirlas. Voten en la nueva encuesta====> las quieroo

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Capítulo 2: Malas Visiones

Mis niñas seguimos con esta historia de Bruno, que para las que quieran saber, será subida al blog los miercoles...

Bruno

-Bruno… ¡Bruno!- La voz grita aterrorizada y en un segundo vuelvo al presente, una mano está en mi hombro, temblorosa sobre mi piel, Karla está frente a mí, temblando, una expresión de horror se dibuja en su rostro… sé lo que vio cuando me tocó para intentar llamar mi atención, la muerte de mi familia, la de la familia de Leo y la del amor de mi existencia… comienza a temblar y yo no puedo más que abrazarla, apretándola contra mi pecho, calmándola, acaricio su espalda intentando consolarla y consolarme así a mi mismo…

Comienza a sollozar en mi pecho, la siento tan vulnerable, ella no debió ver eso, no era correcto, tampoco prudente.
-Lo siento tanto- me dice entre sollozos, su voz entrecortada, me abraza y al siguiente instante… ella me está consolando a mí, me encuentro a mi mismo con la cara enterrada entre los suaves rizos de su cabello, ella huele a vida, a riesgo, adrenalina, cariño… mi pecho se desgarra como lo hizo aquel día cuando mi hermana me traicionó, cuando destruyó todo lo que teníamos… pero con una gran diferencia, ahora unos suaves brazos me rodean y me dicen que todo ha mejorado que no estaré solo… ya no..

Me obligo a mi mismo a recomponerme, respiro profundo y rompo el abrazo, pero aún así, ella desliza sus manos por mis brazos y me coge de las manos. No dice nada, y se lo agradezco, las palabras sobran en algunas ocasiones pero la mayoría de las personas no saben cuándo es el momento de callar y solo estar.

Por suerte para mi, Karla, es de la minoría que entiende la diferencia, la miro unos instantes y me maravillo, por la chica tan inusual que es, llena de vida, Caro es igual que ella, les gusta vivir intensamente, sonreír y llorar con intensidad, miro sus ojos, de un suave color caramelo, del mismo tono que el mío, miro mi reflejo en ellos y encuentro solo cariño, el cariño que siente hacia mí, no me mira como los demás lo hacen, la mayoría de las personas me miran con codicia, envidia o lujuria, son cosas a las que ni con una eternidad de tiempo como del que yo dispongo nunca te acostumbras, ni dejan de molestarte.

En ella encuentro la paz interior que necesito, su cabeza siempre es un revoltijo, pero nunca cierra sus pensamientos, no me los oculta aunque le he enseñado como y sé que puede hacerlo, simplemente me acepta tal como soy, aun con todas mis “sorpresas” como ella llama a mis poderes inusuales.

Ahora mismo no piensa en nada en específico como es usualmente, ella solo está pensando en muchas cosas a la vez, nunca conocí a una chica que pudiera pensar en tantas cosas, en su tarea pendiente, que le urgen unas vacaciones, donde estará caro, el color de la pared, como se sienten nuestras manos entrelazadas, perfectamente correcto, y siento el amor que me tiene.

No lo confundan de ninguna manera, Karla es una hermana para mi, mi amor llega a un punto de adoración, ella y Caro son lo más parecido a una familia, después de que perdí a la mía y aun incluso creo que esta es mejor que la anterior, son las hermanas que no tuve y las que hubiera elegido sin dudar.

Cuando siento que ya tengo control sobre mis emociones, como para no dejarlas ver por el tono de mi voz le digo, lento pero con firmeza:

-Ya estoy bien, no deberías haber visto eso- acaricio el dorso de su mano con mi dedo pulgar en una disculpa silenciosa.

-No te preocupes, algunas cosas son demasiado para cargarlo solos, mas por tanto tiempo- no es un reproche, es un hecho real y una vez más pienso que puede leer lo que siento, una sonrisa se dibuja en su rostro, una sonrisa tranquila, con el fin de darme confianza.

-Cuando lo necesites- me dice y sé que con eso no me está presionando, simplemente termina la conversación, de una manera que no me obliga a nada.

-Gracias- le digo, al no encontrar una palabra que describa mejor como me siento por tener su apoyo incondicional.

-Te quiero, Bruno, eres el hermano mayor que no tengo, eres mi familia y a la familia se le ayuda y se le apoya… siempre- aprieta ligeramente mis manos y se levanta. –Tengo que irme, ¿estarás bien?-

-Perfecto- le digo con una sonrisa. –¿Te llevo?-

-Claro Mr. Relámpago- dice en son de burla, refiriéndose a mi método de tele transportación, lo cual me hace reír.

La llevó a su habitación, Caro aún no llegaba con Leo de la sesión de paracaidismo… Ya no deberían tardar… enfoque mi poder y los busqué, estaban por llegar, pero también distinguí algo que me sorprendió, Leo había regalado su Aston, su amado Aston a… Caro
Definitivamente ella era su perdición.

Me fui a casa, esta vez corriendo, disfrutaba correr, sentir la brisa en mi cara, tenía la sensación de libertad absoluta, cosa que en realidad no tenía.

Llegué a casa y un dolor comenzó en mi cabeza, un zumbido fuerte, que sacudía mi cuerpo, una visión… una mala, las malas siempre venían con esa sensación, abrí la puerta corrediza de la sala blanca, apretando el paso, debía llegar a mi recamara, en donde nadie me encontraría mientras la visión estaba en curso, así no lo verían por error como le pasó a Karla, mi cabeza, la sentía explotar, nunca había sentido tanto dolor venir con una visión, lo cual solo podía significar que era alguien cercano a mi…

Dado que las visiones “malas” de Chiara y Leo solo venían en pasado, solo quedaban dos personas posibles…. Caro y Karla.

No pude contener mas la presión en mi cabeza, caí de rodillas en la mullida alfombra, agarrándome la cabeza, mientras las imágenes venían a mi cabeza.

Susurré: -Caro- mientras escuchaba a Leo detrás de mí, quería impedirle que viera esto, el no tenía porque saberlo, pero en este estado no podía hacer nada, esperé que se fuera y por un momento pensé que lo haría, pero sin poderlo contener el nombre de Caro se escurrió entre mis labios y fue cuando Leo tocó mi hombro, hizo contacto y la visión se desbordó, mostrándole lo malas que eran las noticias…

Gritenme muchachas!!! Supongo que ya saben de que vision estamos hablando no?
La quieroo

1 comentario:

Lullaby dijo...

No!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!..... wats?????? que?????
y lo dejas ahi????????????!!!!!!!!!!!!
RREEEEEEEE que me queres matar?????....hhhaayyyay
¿cual es la visión???.... por fa Re no tardes en actualizar!!!!, te amo amiga, tengo un nudo en el pecho que le va a pasar a mi caro???.... hay no!, no quiero que le pase nada por fa!!!, aaahhhhh puede ser que vió la mordida que le dió Leo???? o no???? dame una esperanza!!!!!..... besotes!!