Nueva Encuesta

Chicas! Ya quedó esto, bueno la opción ganadora fue... Cronicas Vampíricas, soooo ahora vamos con otro detalle porque me he fijado en variiias cosas, dejarçe la encuesta hasta fin de año, como varias votaron por Eternial, veré que sea un proyecto a futuro no se preocupen porque me gusta consentirlas. Voten en la nueva encuesta====> las quieroo

jueves, 12 de noviembre de 2009

Capitulo Corto

Mis niñas!!! Esto es como un pre-capítulo al capi que sigue, que va a ser un poco largo, pero ya es la hora!!!!
jaja todavía no se si va a tener un poco de lemmon el capi... xq es la primera vez, espero q no se me desesperen mis niñas, porque nunca he escrito uno y me esta costando un pco de trabajo porque quiero que sea perfecto...

Asi que por el momento les dejo este pedacitoo... que a mi me encanta x los detalles de nuestro Leo...



Carolina


-Caro… adivina quien llegó..- gritó Karla de escaleras abajo, no necesitaba que me dijera quien era, para saberlo, mi corazón latía de prisa, ansioso por correr escaleras abajo a lanzarse en brazos del hombre al que le pertenecía cada latido de mi corazón.


Terminé de ponerme una mascada en color café, corrí al armario y saque del fondo la chamarra de cuero que me había dado leo, la primera vez que lo vi, me la puse, aún conservaba su esencia, impregnada en el cuero, tomé mi celular y corrí escaleras abajo.

Mis padres no estaban, no les gustaba dejarme sola, pero yo siempre los corría, quería que fuera su vida normal, como si la enfermedad no estuviera, pero como sabían que iríamos con Leo y Bruno, se iban más calmados…

Antes de pisar el último escalón, Leo se giró y me tendió los brazos para recibirme, sin pensarlo dos veces, me lancé hacia sus brazos, que me recibieron con cuidado, reconfortándome y envolviéndome.

Le di un beso en los labios, la intensión era la de un beso suave, tierno y asi fue… al menos al principio, pero como ya era natural en mi cuerpo, el solo roce de su lengua con la mía incendiaba mi piel y mandaba miles de chispas por mi cuerpo, haciéndome anhelar más de él, su boca se apoderó de la mía, convirtiendo un beso tierno, en uno anhelante y pasional.

Nuestras lenguas bailaban juntas, en un ritmo acompasado, lento, pero urgente. Sus brazos rodeaban mis caderas sosteniéndome en el aire, en medio de mi salto, mis manos se aferraban a su cuello y su cabello, acercándolo más a mí.

Solo cuando mis pulmones ya no aguantaron mas, tuve que –desgraciadamente- separarme de él.


Me sonrió y aunque había visto esa sonrisa hermosa muchas veces antes, no pude evitar que me robara el aliento.

-Qué lindo recibimiento- levanto una de sus manos y me quitó la mascada, al tiempo que hacía crecer mi cabello a la altura de siempre, paso un mechón por detrás de mi oreja y me besó la frente, el aún me sostenía en el aire, con solo un brazo.

-Gracias- le dije, mientras pasaba mis manos por mi cabello, se sentía tan bien tenerlo largo, tan normal…

-Todo te lo mereces-

-Tengo algo para ti Leo- le dije con una sonrisa.

-¿Qué es?-

-Bájame y podrás verlo- le dije con un tono de misterio, y le pegue suavemente en la nariz con mi dedo índice.

Un poco a regañadientes debo decir, me bajó. Di un paso hacia atrás y di una vuelta, modelando su chaqueta, me la quité y se la tendí.

-O wow que lindo… la compraste par mi?- le hice una cara, pero el continuó.- Tenía una idéntica, era mi favorita, pero se la di a la chica más linda que he conocido jamás, no me dolió perderla, a ella le daría todo.-

- A si… pues que afortunada de tener al mejor novio del mundo- le dije, mientras me reía.

-No yo tengo a la mejor novia- me dijo mientras me besaba.

-Owww dejen la miel, tortolos- dijo Bruno interrumpiendo la bella escena. Su cabello estaba sujeto en una complicada trenza. Traía unos pantalones ajustados, botas de motociclista, una chamarra de cuero y una camisa negra. Se veía como todo un modelo, su piel brillaba y sus ojos parecían caramelo líquido ¿porque estos hombres tenían que ser tan perfectos?

-Vamos a esquiar ¿Vienen?- dijo Karla que traía sus rizos sujetos en una cola de caballo y un conjunto de pants de deportes en azul turquesa, con unos tenis negros.

-No, gracias- dijo Leo mientras rodeaba mi cintura con sus brazos, y ponía su barbilla sobre mi hombro.

-OK, pero no hagan nada que no haríamos nosotros- nos dijo Karla con un tono de mamá preocupada.

-Nunca- dije

-Lo sabré- nos dijo Bruno. Tenía tantas preguntas sobre Bruno… pero las haría después.

Se despidieron de nosotros, y desaparecieron con el clásico y cegador rayo de Bruno… Cuando aprendería a ser más discreto?

-Tengo algo para ti, dado que tú me regalaste una linda chaqueta-

-No tienes que regalarme nada, además yo solo la devolví- me giré en sus brazos para poder verlo a los ojos.

-De cualquier forma te lo iba a dar, solo me has dado un pretexto, aunque no lo necesito, puedo regalarte cosas si quiero.-

Tronó los dedos y al instante siguiente Leo estaba dos pasos lejos de mi y en mis brazos había una caja blanca enorme, con un moño de tela en plateado encima.

-Ábrela- dijo.

Lo miré y fui hacia la mesa de la sala, para poner la caja ahí, me hinqué y Leo se hincó a mi lado, deshice el moño y abrí la tapa de la caja, dentro había una rosa roja, sobre un vestido hermoso de color morado, lo tomé entre mis manos, la tela era tan suave y fina que sentía que se me escurría entre los dedos, era un vestido corto, de coctel, por arriba de la rodilla, demasiado fino, y se veía realmente caro, pero era precioso.

Sin tirantes, la parte del busto era hecha con flores, de esas que son con la misma tela del vestido, sujetándolo por el pecho solamente y dejando tres capas de tela cayendo libremente, hasta arriba de la rodilla, acomodándose a diferentes alturas, desde la más corta hasta la más baja, la parte de atrás era demasiado escotada, pero era una hermosa combinación.

-Gracias Leo, es hermoso, pero no necesito un vestido tan caro- le dije, aunque Leo y Bruno tenían mucho dinero no me gustaba que me regalara cosas caras, no las necesitaba, lo tenía a él y con eso bastaba. (¡¡¡¡ya me había regalado un Aston!!!!)

-Si lo necesitas- dijo con un tono serio.

-¿A si? Y para que- le dije, pues me ganó la curiosidad.

-Pues porque mañana cumplimos medio año de estar juntos, el medio año más maravilloso y te voy a llevar a un lugar muy especial, es sorpresa, vendré por ti a las 7:00 en punto, ponte hermosa y solo encárgate por estar lista a esa hora-

Owww una cena! Y el vestido era morado, mi color favorito, nunca se lo había dicho a Leo, pero el

hecho de que lo hubiera deducido, me gustaba aun mas, y me cautivaba más de lo debido.

¿Cuál sería la sorpresa?... Tendría que esperar hasta mañana para averiguarlo…

YYY vengo corriendo pero Aby mil gracias por el premio!!! Amiga sabes que te adoro con todo mi corazon fuiste de mis primeras seguidoras !! Y te lo agradesco en el almaa, gracias por tus coments que siempre me hacen reir iii colgare el premio pronto... espero mañana, pero ya es bien tarde iii acabo de llegar del cole!!

Las quiero mis niñas!!!
Gritenme plis!!! (diganme si quieren lemmon!)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

amo la historia de verdad porque yo tambien estuve enferma de cancer pero ya lo supere graxias a my hermana y su medula pero bue....... sigue escribiendo xfa
chau besos :) ps:me encantas laws historias romanticas ya quisiera tener un leo o bruno

Anónimo dijo...

Q buena la historia!! la lei enterita ahora mismo!! me gusta mucho y por mi... ponle algo de lemmon xd

Lullaby dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡Si quiero lemmon!!!!!!!...¡¡¡¡Voto por el lemmon!!!!!!!
Regi... que lindo capi, cortito pero eficaz me dejó esperando por más, no me hagas sufrir tanto y actualizá pronto. Amo a Leo!!!!....Me encanta !!!
Gracias por tus palabras amigas...¿yo soy Aby no? ja ja!!!.... si!, eres la unica que me dice así!!.... BEsitos mi Re, te quiero mucho!, nos vemos pronto.

Gabrielaa! :) dijo...

Noo! Soss maravillosa, AMO como escribees, ii por supuestoo tu historiiaaa! ♥