Nueva Encuesta

Chicas! Ya quedó esto, bueno la opción ganadora fue... Cronicas Vampíricas, soooo ahora vamos con otro detalle porque me he fijado en variiias cosas, dejarçe la encuesta hasta fin de año, como varias votaron por Eternial, veré que sea un proyecto a futuro no se preocupen porque me gusta consentirlas. Voten en la nueva encuesta====> las quieroo

miércoles, 4 de agosto de 2010

Capítulo 16: Visita



BELLA POV
Charlie estaba de regreso en casa y curiosamente me sentía mejor que nunca, el alivio al escuchar sus ronquidos al otro lado del pasillo, habían resultado tranquilizadores, aunque por otro lado estaba aterrorizada... Victoria había venido tras de mí, pero yo era la única que estaba en casa... lo que hacía que me preguntara ¿Qué hubiera pasado si Charlie hubiera estado en la casa? la posible respuesta hacía que se me helara hasta la última célula del cuerpo.
La rutina diaria de las mañanas, me relajó aún más, así como me calentó que al despertar por la mañana un girasol había sido dejado en mi mesita de noche; de Jake, me encantaban los detalles y aunque debería de sentirme inquieta porque irrumpiera en mi cuarto por la noche, me sentía tranquila y sobre todo protegida.
Pero toda mi calma se esfumó cuando cogí mi mochila, con el corazón martillando en mis oidos, mi respiración alterada, porque aunque quiciera aparentar para mi misma que Edward no estaba de regreso, lo cierto era que tenía miedo de ir al colegio... ¿Estaría el ahi? ¿Que haría si eso pasaba? Bien dicen que al mal paso darle prisa... Respiré profundo mientras tomaba el picaporte de la puerta.
Y cuando la abrí ahi estaba... un vergonzoso ramo de rosas sobre el capo de mi camioneta... menos mal que mis vecinos estaban lejos ¿Y ahora que carajos iba a hacer con esto? Ajá... el gran ubo verde me hizo ojitos desde el otro lado de la carretera... arrojé mi mochila en la batea de la camioneta, con un poco de fuerza. Tomé el arreglo entre mis brazos y para arriba...
Ah como pesaba el condenado arreglo...
Me costó mucho pero al final pude tirarlo, me subí a la camioneta, la verdad es que en las películas, nunca me había agradado la idea de que las protagonistas tiraran las flores ¿Que culpa tenían las pobres? Pero las flores me lo recordaban... y no quería dar explicaciones.
Lo mejor de todo... iba tarde al colegio y todo por culpa de Edward Cullen; cuando entré al estacionamiento, no pude evitar mirar en derredor buscando el familiar Volvo plateado, rogando internamente porque no estuvier ahí... no estaba. Suspiré de alivio, mientras me estacionaba en el lugar mas alejado y corría por el estacionamiento.
Las clases transcurrieron normalmente, pero estaba tan distraida que me preguntaron dos veces, una de ellas no la supe contestar y la otra no la escuché por lo que me llamaron la atención, brevemente, puesto que en lo general me desenvolvía como una buena alumna, estaba guardando mis cosas en la taquilla, platicando animadamente con Ángela, quien me contaba la cursilería que Ben le había hecho para su aniversario... las cursilerías eran lindas, aunque no mucho de mi estilo, no me desagradaban.
Salí al aparcamiento y el reluciente Volvo estaba a la orilla de la carretera justo en la entrada al estacionamiento, la ira subio de nuevo por mi garganta, cuando recordé nuestra última conversación... y la tristeza cuando recordé la anterior a esa... sacudí mi cabeza cuadré los hombros, llené mis pulmones del aire fresco tan típico de Forks y caminé como lo hago siempre, los ojos fijos en el suelo para no caerme, esquivando charcos, no dirigí la mirada al auto ni una vez...
Cuando salí del estacionamiento el Volvo seguía ahi, pero no miré a través del parabrisas, me reusaba a mirar al... tipo. Aggg en algún punto del camino lo perdí de vista, aparqué el auto.
Entré en la sala y en el centro de la mesa, en el mismo jarrón en el que había puesto mi amado girasol estaba una rosa roja... ¡Carajo! Ahi en el sillón de dos plazas estaba sentada mi mejor amiga... Alice.
Sonreí y corrí a abrazarla, me abrió los brazos, mientras golpeaba con fuerza su pecho, había olvidado lo dura que era, como el marmol...
-Hola Bella-
-Hola Alice-
-Te ves hermosa-
-No mas que tú- su cabello estaba igual de desordenado que siempre, pero encantadoramente perfecto, sus relucientes ojos dorados me miraban como siempre, lo que fue un gran alivio, su sonrisa era franca y yo estaba felíz de volver a verla... durante un tiempo había tratado de contactar con ella, pero me había sido imposible, muchas veces pensé que no la volvería a ver, ni a ella ni a ningún integrante de la familia Cullen; estaba claro que una vez más me había equivocado, pero por ahora no podía ser mas felíz con mi error.
-¿Se puede saber porqué despreciaste tan hermosas flores?- me preguntó con una quisquillosa mirada.
-Como si no lo supieras ya- le dije.
-Simplemente quiero que me digas porque para que yo pueda saber si sigo siendo tan buena en mis predicciones como siempre- reí, siempre tan modesta.
-No me gustan las rosas- me encogí de hombros, me miró esceptica, pero no hizo mas comentarios al respecto.
Platicamos de sus vacaciones por París, su paseo por la semana de la moda en Milán, donde se había controlado mucho con las compras, casi no había comprado nada, según ella, la conversación era muy amena, me estaba divirtiendo mucho y entonces Alice cogió mi mano y me miró profundamente. Oh Oh
-Bella yo...-
-No tienes que decir nada Alice... lo sé-
-Esque tengo que decirtelo Bella... nunca estuve de acuerdo con la decisión de Edward, nunca quise abandonarte; tu eres mi mejor amiga... la única que he tenido en siglos-
-Yo lo sé Alice y no te estoy recriminando nada, pero me da mucho gusto que estés aquí- tomé su mano. -Y ya que estamos en esto... supongo que ya sabes que fue lo que pasó ayer por la mañana-
-Si lo sé- me miró y sus ojos tomaron un brillo muy peculiar.
-Mira yo... quiero pedirte un favor... - asintió -podrías hacer entrar en razóna Edward... simplemente hazle ver que estoy bien... yo solo... lo quiero fuera-
Se mordió en labio, la miré de manera suplicante, y después de unos instantes asintió. Sonreí.
-Pero con una condición- ya lo sabía yo, Alice era un arma de doble filo.
-¿Cual?-
-Yo... quiero pedirte que hables con el una vez más- por mero instinto sacudí la cabeza negativamente, ella apretujó mis manos un poco -porfavor Bella... simplemente escúchale, es todo, te prometo que será un caballero, o yo misma lo descuartizo- sonrió y me lanzó una de sus típicas miradas con las que conseguía todo.
-Esta bien- le dije.
-¡Gracias!- dijo de manera entusiasta, mientras me abrazaba fuertemente. -Bella... una cosa mas- Oh Oh ¿Otra?
-¿Que pasa?-
-Yo... mmm... solo quiero decirte que... tengas cuidado... los licántropos son inestables- aggg otra vez con lo mismo, estaba mas que segura con Jake -no me gustaría que resultaras lastimada.
-Jake cuida bien de mí... nunca me lastimaría-
-Estoy segura de que no a propósito... pero son muy peligrosos-
-Alice estoy bien- respiré profundamente, porque no quería descontrolarme.
-Yo... te pediría que lo dejaras de ver- ahhh no otra vez no.
-Mira Alice no quiero ser grocera, pero la verdad es que... yo estoy bien, además el me ha cuidado muy bien-
-Edward... Nosotros- corrigió -podríamos cuidarte también, nunca te haríamos daño-
-Difiero-
-¿Que?- dijo mientras ladeaba su cabeza.
Alcé el dedo indice y Alice palideció, lo cual parecía casi imposible.
-Eso... no volverá a suceder- subí la manga de mi sudadera, donde la mordida de James estaba clara.
-Te escapaste- muy bien era la hora de la prueba definitiva, me levanté del sillón y me saqué la sudadera por la cabeza.
En mis antebrazos, unos cardenales tomaban la figura de unas manos... las de Edward, los moretones eran el resultado de la zarandeada que me había dado ayer.
Los ojos de Alice se ampliaron y contuvo el aliento, esta vez sin ningún comentario al respecto, se ausentó, simplemente mirandome, como tratando de ordenar sus pensamientos, viendo si era lo que ella pensaba.
Antes de que pudiera ponerme la sudadera o siquiera decir algo, todo sucedió a la vez, la puerta delantera se abrió, Edward estaba en el umbral, claramente había estado espiando y había visto por medio de los pensamientos de Alice, después Jake apareció en el umbral de la cocina, seguramente había entrado por la puerta trasera, miró a Edward fulminandolo con la mirada, mientras cerraba los puños con fuerza, luego me miró y su vista se quedó clavada en mis brazos, el reconocimiento llegó a sus ojos y la furia lo inundó todo...
-¡Hijo de perra!- fue lo que salió de sus labios... Y entonces... el infierno se desató.
***************************************************
Comenten plisss!!!
Las quiero muchooo! Espero les haya gustadooo!!!

5 comentarios:

TatikCullen dijo...

ohhh guaua quiero ya saber que pasa con esa pelea dios esta buenisima..

catalina dijo...

eiiiiiiii hola me encanto el cap!!!!!!! porfa segui mi blog!! te lo paso , si podes recomendalooooo :)http://historiasdelcorazon-catalina.blogspot.com/

Maca :) dijo...

Me encaaantoo! ya qiero saber que paso en la pelea :O !! Me encanta que se quede con jacob AL FIIN !! es mejor que edward (aunqe tambien me gusta xD) jaja segui asi me encantann tus historias :D !

Gabrielaa! :) dijo...

O sii de algunaa maneraa se tenian que dar cuenta de todo el daño que le hizo Edward no solo los moretones sino TODO lo qe sufrio por el! Me encanta! Ahora qieroo ver como terminaa la pelea!! jijijijij

LAP dijo...

Dios creo que si fuera Alice ..me hubiera quedado de la misma manera !!Regina este capitulo (wow) fue lo mas ..Asii que no sera tan largo como los demas ..porq la verdad me has dejado sin palabras !!!Besos nenaa :D

LAP

PD:Quierooo maas +++